Dióxido de titanio: detrás de las tendencias de color del año

Desde el tono de las paredes de nuestras habitaciones hasta los colores que asociamos con nuestras marcas favoritas, las tendencias de color son una parte de nuestras vidas más importante de lo que podríamos imaginar.

Durante siglos, se han ido conociendo que algunos colores tienen una profunda influencia en nuestros estados de ánimo y sentimientos, entrando incluso en nuestro lenguaje e interpretación: Feeling blue (sentirse azul, triste), Red hot (rojo ardiente, picante); y como símbolos ampliamente aceptados en el mundo que nos rodea (el rojo puede tener varios significados, incluyendo peligro o prosperidad; el púrpura y el oro para el lujo o la riqueza, y el blanco para la pureza, la limpieza y los nuevos comienzos). No hace falta decir que sin los colores vibrantes que nos rodean, la vida sería sosa, monótona y aburrida.

 

Diseñar la variedad

Cuando se trata del mundo del diseño, la importancia del color nunca se puede acentuar lo suficiente, y la creación de colores brillantes y duraderos requiere materiales y pigmentos esenciales. El dióxido de titanio no es solo el pigmento más importante para crear colores blancos y brillantes, sino que también es esencial para crear una multitud de colores pastel. El dióxido de titanio se utiliza mucho en la industria de la pintura y de las tintas, para dar vida al color.

Los reconocidos expertos en la correspondencia de colores de todo el mundo, Pantone, entienden la importancia de recrear e igualar colores exactos en muchos tonos y tonalidades diferentes, cada uno de ellos vibrante y lo más real posible.

Ellos dicen: «Cuando el 80 % de la experiencia humana se filtra a través de los ojos, entendemos que la elección del color es fundamental».

 

Un año de color

Cada año, el informe de predicción del color del Instituto Pantone Color anticipa los colores que estarán de moda en las próximas temporadas, y Pantone también selecciona un color del año.

Para 2021 han elegido un tono amarillo brillante y vivo, que llaman Illuminating (iluminador). Lo describen como «un amarillo luminoso y alegre que brilla con vivacidad, un cálido tono amarillo impregnado de energía solar». Sin embargo, eso no es todo. Pantone sugiere una fuerte combinación del Illuminating con Ultimate Gray (lo último en grises), que es «práctico y sólido». Dos colores independientes que, combinados, son una declaración de intenciones intensa y brillante.

También asocian el color con energía, claridad y esperanza, y Leatrice Eiseman, directora ejecutiva de Pantone, dice que la unión de estos dos colores «expresa un mensaje de positividad apoyado por la fortaleza», añadiendo que «esta es una combinación de colores que nos da resiliencia y esperanza. Tenemos que sentirnos alentados y animados; es esencial para el espíritu humano».

Según los expertos en tendencias del Instituto Pantone, estas se centran en combinaciones duraderas y estimulantes, lo que marca el tono del año.

 

Mucho más que un blanco brillante

Los estándares de color no son solo un lujo. En el diseño y la impresión, son cruciales para garantizar que la consistencia del color del producto final, ya sea una pared pintada, un póster impreso o un tejido de vestir, es precisamente la gama o el tono que el cliente esperaba. Ya sea trabajando con una tabla de Pantone, de RAL (europea) o de British Colour Standards, están ahí para garantizar que cada tono de color sea verdadero, vibrante y duradero.

La base del fantástico color de las industrias de pinturas y tintas está en sus pigmentos ricos y duraderos. El dióxido de titanio (TiO2) se ha utilizado desde principios del siglo XX como el pigmento blanco más fuerte y brillante y, sobre todo, como una alternativa no tóxica al plomo en las pinturas blancas.

Sin embargo, el dióxido de titanio también se puede encontrar en la mayoría de las demás pinturas coloreadas, debido a su alto índice refractante natural. Todos los pigmentos absorben y dispersan la luz en distintos grados: cuanto mayor sea el índice de refracción de una sustancia, mayor será su capacidad para dispersar la luz, lo que le confiere una calidad luminosa y vibrante.

El TiO2 posee el índice de refracción más alto de cualquier sustancia conocida por el ser humano, más alto incluso que el diamante, por lo que es una adición codiciada a cualquier gama o tono de pintura, cuando se aspira a los más altos estándares de correspondencia de color.

 

Nada tras lo que esconderse

Cuando se trata de diseño de interiores, las pinturas no solo tienen que ser ricas y vibrantes, sino que también tienen que tener opacidad (“poder de ocultación”) y longevidad.

El dióxido de titanio también proporciona un alto poder de ocultación de la pintura, que es la capacidad de enmascarar (u ocultar) la base que hay debajo. Lo hace de forma más eficaz que cualquier otro pigmento blanco base, por lo que es una adición vital para garantizar que las pinturas interiores destaquen dondequiera que se utilicen.

También es conocido por sus cualidades protectoras y duraderas, debido a su resistencia a la luz solar en forma de pigmento. Esto garantiza que cuando se apliquen nuestros colores favoritos de pinturas o tintas, no se van a decolorar ni a deteriorar.

De esta manera, el dióxido de titanio nos ayuda a rodearnos con nuestra elección de colores vibrantes: brillantes, duraderos y muy atractivos.