El TiO2 en el entorno construido sostenible

El TiO2 ayudar a mantener un entorno construido más sostenible desde el principio hasta el final de la vida de un edificio.

Los objetivos de la UE para un entorno construido sostenible dentro del Pacto Verde Europeo

 

El sector inmobiliario y de la construcción es una prioridad para la UE en el marco del Pacto Verde Europeo, debido a que dicho sector tiene un impacto significativo en el clima y genera una importante huella ambiental:

  • El entorno construido concentra alrededor del 50 % de toda la materia prima extraída de la tierra.
  • El sector de la construcción es responsable de más del 35 % de la generación total de residuos en la UE[1].
  • Los edificios comportan los mayores consumos de energía en Europa, ya que concentran el 40 % del consumo energético y el 36 % de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) en la UE[2].

Bajo el paraguas del Pacto Verde Europeo, la UE se propone reducir la huella ambiental y climática de su parque de edificios, con lo que la sostenibilidad se convierte en un pilar fundamental del sector de la construcción.

La estrategia de la UE para lograr un entorno construido sostenible y la iniciativa Oleada de Renovación de la UE abarcarán una serie de medidas concebidas para alcanzar estos objetivos. Entre estas se incluyen:

  • Abordar el problema de la sostenibilidad de los productos de construcción;
  • Mejorar la durabilidad y la adaptabilidad de los bienes construidos de acuerdo con los principios de la economía circular para el diseño de edificios;
  • Optimizar la renovación de los edificios, lo que incluye el fomento de la inversión y la financiación.

La mejora del comportamiento medioambiental del parque de edificios de la UE es también una parte importante de la recuperación económica de la situación generada por la COVID-19 en la UE. La iniciativa de la oleada de renovación de la UE tiene por objeto recaudar una inversión de 325 000 millones de euros anuales.

Titanium Dioxide in the Sustainable Built Environment Image 1

 

Materiales de construcción sostenibles y circulares

La UE fomenta los principios de la economía circular para prolongar la vida útil de productos y materiales, asegurando al mismo tiempo su reciclaje al final de su vida útil. La fabricación de productos de alta calidad y mayor duración será determinante para el cumplimiento de estos ambiciosos objetivos de la UE.

El TiO2 contribuye a un entorno construido sostenible

El TiO2 tiene un amplio uso en el entorno construido, lo que ayuda a que los productos de construcción y los edificios sean más sostenibles.

El pigmento de TiO2 ayuda a mantener la calidad de los productos por más tiempo. En recubrimientos como pinturas externas, mejora la durabilidad de los productos de construcción gracias a su resistencia al calor, a la luz y a la intemperie. Como consecuencia, disminuye la necesidad de reemplazar los materiales de construcción o de renovar los edificios. Por otra parte, el pigmento de TiO2 en los plásticos ayuda a proteger y extender la vida útil de estos productos, lo que contribuye a reducir los residuos plásticos.

El TiO2 se utiliza en los productos de construcción de algunos de los referentes arquitectónicos más importantes del mundo, lo que contribuye a protegerlos de los elementos. Las propiedades protectoras del TiO2 en las tuberías de plástico también ayudan a mantener la seguridad del agua potable.

El TiO2 ayuda a conservar los materiales utilizados en la construcción y renovación

Dado que en el entorno construido se encuentra alrededor del 50 % de toda la materia prima extraída de la tierra, es importante promocionar el uso de materiales de construcción que garanticen la conservación de la mayor cantidad posible de recursos.

Las propiedades del TiO2 no tienen rival en muchas aplicaciones, y ayudan a conservar y reducir la cantidad de material utilizado en el entorno construido.

El pigmento de TiO2 posee un índice de refracción (capacidad de dispersar la luz) muy elevado, mayor incluso que el del diamante. Debido a esta extraordinaria capacidad de dispersar la luz, el pigmento de TiO2 constituye un opacificante sin igual, con un gran poder de cobertura que lo hace un ingrediente fundamental de cualquier pintura. La eficacia del opacificante alternativo más cercano es aproximadamente un 35 % inferior. Y el TiO2 permite acabados blancos brillantes y duraderos, tanto en interiores como en exteriores.

Sin el empleo de TiO2 se necesitarían muchas capas adicionales de pintura para lograr la misma cobertura.

Desde 2010, la Asociación de Fabricantes de Dióxido de Titanio (Titanium Dioxide Manufacturers Association, TDMA) ha estado reuniendo información sobre el ciclo completo, desde su obtención hasta su eliminación, de la huella medioambiental y de carbono del TiO2. Tales datos sobre su ciclo de vida han permitido demostrar que la huella medioambiental total de la pintura blanca se reduce en la medida en que aumenta su contenido de TiO2, dado que las pinturas con un alto contenido de TiO2 son significativamente más duraderas que las que contienen bajos niveles de TiO2, y los edificios pintados con pinturas duraderas normalmente no se tienen que repintar tan a menudo. De este modo, el TiO2 ejerce un efecto positivo en la huella ambiental de producto (HAP) total de los edificios a lo largo de su vida útil.

Las propiedades refractivas del TiO2 también ayudan a proteger los plásticos utilizados en las estructuras exteriores, lo que contribuye a su durabilidad bajo condiciones climáticas extremas y a protegerlos de los daños ocasionados por la luz solar.

Titanium Dioxide in the Sustainable Built Environment Image 2

 

El TiO2 es un material clave en la iniciativa de la oleada de renovación de la UE, que contribuye a la eficiencia energética

En la renovación del parque de edificios de la UE debe considerarse la enorme cantidad de energía que estos consumen.

En tal sentido, el TiO2 desempeña un papel importante, dado que los pigmentos de TiO2 poseen la propiedad de reflejar el calor generado por los rayos infrarrojos del sol. Así, los pigmentos de TiO2 utilizados en la pintura aplicada a las superficies externas de los edificios ayudan a reducir la acumulación de calor. Los «techos fríos», pintados con capas blancas o de color claro con pigmentos de TiO2, pueden reducir significativamente la acumulación de calor en los edificios. Ello permite reducir la energía que, de otro modo, sería consumida por dispositivos de refrigeración como el aire acondicionado, contribuyendo así al ahorro de energía.

Un beneficio adicional del TiO2 es que tendería a reducir el «efecto isla de calor urbana», que es un problema creciente en muchas ciudades del mundo. La absorción de calor por parte del hormigón y los materiales de construcción hace que las temperaturas sean considerablemente más altas en las ciudades que en su entorno rural. Pintar las superficies con pintura blanca contentiva de TiO2 es una forma eficaz de reducir este efecto, haciendo más soportable la vida en las ciudades con climas cálidos.

Además, el empleo de TiO2 en interiores contribuye a crear espacios luminosos dentro de los edificios. Gracias al brillo y la blancura que proporciona el TiO2 en plásticos y revestimientos, se pueden iluminar los espacios interiores empleando menos energía, ya sea con bombillas de bajo consumo o utilizando menos iluminación.

[1] https://ec.europa.eu/environment/circular-economy/pdf/new_circular_economy_action_plan.pdf

[2] https://ec.europa.eu/info/law/better-regulation/have-your-say/initiatives/12376-Commission-Communication-Renovation-wave-initiative-for-the-building-sector