El Dióxido de Titanio y las sustancias químicas sostenibles

La Asociación de Fabricantes de Dióxido de Titanio (Titanium Dioxide Manufacturers Association, TDMA) representa a los principales productores de dióxido de titanio (TiO2) y ha sido su voz en Europa desde 1974. La TDMA es un grupo sectorial del Consejo Europeo de la Industria Química (European Chemical Industry Council, CEFIC), que representa a unas 29 000 empresas químicas de toda Europa. La TDMA apoya el Pacto Verde Europeo y la ambición de Europa de alcanzar la neutralidad climática para 2050.

La Estrategia de sostenibilidad de la UE para las sustancias químicas es una iniciativa emblemática en virtud del Pacto Verde Europeo. Es un plan integral para impulsar la innovación en sustancias químicas y la competitividad de la industria química de la UE, a la vez que garantiza que las sustancias químicas sean adecuadas para una economía circular. La TDMA participará plenamente para ayudar a hacer realidad el Pacto Verde Europeo, en consonancia con la respuesta del CEFIC a la Estrategia de sostenibilidad para las sustancias químicas.

Producción más ecológica de sustancias químicas

La Estrategia de sostenibilidad de la UE para las sustancias químicas buscará una transición hacia sustancias químicas que sean “seguras y sostenibles desde el diseño” para que Europa sea líder mundial e impulse la innovación.

Los productos químicos son esenciales para cómo queremos vivir nuestras vidas y también son los pilares de nuestro futuro sostenible. Por eso, la Estrategia de sostenibilidad para las sustancias químicas pretende implantar procesos de producción más ecológicos. La industria química europea está invirtiendo para descarbonizar sus procesos industriales en estrecha cooperación con la cadena de valor. La industria es una fuerza impulsora para lograr el Pacto Verde Europeo.

El dióxido de titanio desempeña una función importante en este esfuerzo. El TiO2 es una sustancia química esencial, es seguro para el consumo humano y es un ingrediente clave de miles de productos que vemos y usamos a diario. El sector industrial del TiO2 está reduciendo su huella de carbono. La TDMA fue pionera en la metodología de análisis del ciclo de vida para calcular una huella de carbono media del sector durante todo su ciclo completo que ayuda al sector a supervisar y medir su rendimiento. La TDMA anima a sus clientes y proveedores a utilizar estos datos para evaluar la huella ambiental de los productos (HAP), incluida la huella de carbono, de sus propios productos contentivos de TiO2.

Seguridad, sostenibilidad y economía circular

La Estrategia de sostenibilidad para las sustancias químicas también aborda el contenido químico de los productos y los residuos para garantizar que los materiales se puedan reciclar de forma segura. La estrategia respalda el Plan de acción para la economía circular de la UE que hace hincapié en la importancia del diseño sostenible de los productos. En la fase de diseño se determina hasta el 80 % del impacto medioambiental de un producto¹.

Presumiblemente, los productos sostenibles deberían diseñarse para que se produzcan con los materiales más eficaces posibles para garantizar un alto rendimiento utilizando los recursos mínimos. Los materiales deben ser duraderos para prolongar la vida útil del producto y reducir los residuos, y los productos deben ser reciclables. Las propiedades del TiO2 pueden mejorar los productos para que se adapten a la economía circular.

Por ejemplo, aproximadamente el 95 % de las pinturas se fabrican con pigmento de TiO2. Es un ingrediente esencial que ayuda a producir pinturas duraderas para interiores y exteriores. Las pinturas representan aproximadamente el 50 % del consumo mundial de TiO2. Un estudio de la huella ambiental de los productos (HAP) de las pinturas decorativas muestra que las pinturas de alta calidad formuladas con altos contenidos de pigmento de TiO2 tienen la menor HAP. Esto se debe a que las pinturas formuladas con altos contenidos de pigmento de TiO2 son las que ofrecen mayor opacidad, lo que significa que se necesitan menos capas de pintura para lograr el resultado deseado, reduciendo así el volumen de pintura necesario. Este tipo de pinturas también son más duraderas, protegen los materiales que revisten y mejoran su vida útil. De esta forma, el TiO2 reduce la huella ambiental del entorno construido al reducir la necesidad de renovación.

Sustainable chemical hybrid car

El TiO2 también se beneficia de la economía circular en innumerables productos, desde ropa y electrodomésticos de cocina hasta muebles y tuberías subterráneas de agua dulce. El TiO2 también se utiliza en tecnologías innovadoras para mejorar las fuentes de energía renovable y la eficiencia de las baterías. Los residuos contentivos de TiO2 pueden reciclarse de forma segura².

La TDMA trabaja con las instituciones europeas para implantar las iniciativas pioneras que está introduciendo el Pacto Verde.

¹ https://tdma.info/news/classification-of-titanium-dioxide-impact-on-waste/

² https://ec.europa.eu/environment/circular-economy/