Industria sostenible

La sostenibilidad y la responsabilidad medioambiental son nuestros pilares.

A continuación se incluyen algunos ejemplos de las medidas que hemos adoptado para demostrar nuestro compromiso de garantizar que todos los productos se elaboren y se empleen de manera sostenible.
 

Responsible Care

Como miembros del Cefic, las empresas de la TDMA trabajan para cumplir y promover los códigos de Responsible Care®.

Responsible Care es una iniciativa global impulsada por la industria química cuyo objetivo es que empresas, asociaciones nacionales y socios se comprometan a lo siguiente:

  • Mejorar continuamente el rendimiento de nuestros productos, procesos y tecnologías para velar por el medio ambiente, la salud y la seguridad.
  • Utilizar los recursos de forma eficiente y minimizar los residuos.
  • Ser transparentes en cuanto al rendimiento, los logros y las limitaciones.
  • Escuchar a las personas e interactuar y trabajar con ellas para comprender y atender sus preocupaciones y expectativas.
  • Cooperar con gobiernos y organizaciones en la redacción e implementación de reglamentos y estándares efectivos para cumplir o superar los objetivos marcados.
  • Proporcionar asistencia y consejo para fomentar la gestión responsable de los productos químicos entre las personas que los administran y usan a lo largo de la cadena de producción.

 

Análisis de ciclo de vida

Los códigos de Responsible Care se presentaron hace más de treinta años para dar respuesta a la preocupación pública sobre cómo se fabrican, distribuyen y utilizan los productos químicos.

Somos conscientes de lo importante que es tranquilizar a la gente y explicarles que nuestros productos son seguros y respetuosos con el medio ambiente. También sabemos que el único modo de lograrlo es aportando pruebas.

Por esta razón, hemos promovido la investigación acerca de la seguridad del TiO2, incluyendo un estudio realizado a lo largo de treinta años sobre la exposición de los trabajadores al dióxido de titanio y dos estudios de cohorte en que se analizan más de setenta años de datos en el ámbito laboral.¹

Asimismo, publicamos información sobre la huella ecológica de los productos que contienen TiO2. La TDMA defiende el análisis de ciclo de vida, un riguroso método científico para evaluar el impacto medioambiental que ejerce un producto de principio a fin, desde los procesos empleados para elaborarlo hasta el término de su vida útil.

Hemos desarrollado un sistema para medir y dar a conocer la huella de carbono de los productos que contienen dióxido de titanio. Los datos del inventario de ciclo de vida (ICV) obtenidos mediante este método han sido objeto de una revisión externa y se pueden consultar libremente en la base de datos europea de ciclo de vida.

Por último, animamos a las partes interesadas a aprovechar los datos del ICV para evaluar la huella de carbono de sus propias aplicaciones con TiO2.
 

Reglamento REACH

El dióxido de titanio está registrado de acuerdo con el REACH, un reglamento de la Unión Europea creado para proteger a las personas y el entorno ante los riesgos potenciales de los productos químicos.

Consulte la sección Reglamento REACH para obtener más información.
 

Usos sostenibles

Además de ser seguro, el dióxido de titanio puede aportar beneficios trascendentales para el medio ambiente.
 

Ejemplos:

  • Eficiencia energética por medio de revestimientos reflectantes y “techos fríos”
  • Energía renovable más barata gracias a eficientes células solares sensibilizadas por colorante
  • Eficiencia de recursos a través de materiales de construcción duraderos
  • Reducción de los residuos con películas de embalaje ligeras

El TiO2 también se está utilizando para combatir uno de los problemas medioambientales más acuciantes del planeta; se trata de la contaminación atmosférica, que según las últimas estimaciones provoca más de 450 000 muertes prematuras al año solo en Europa.

Los revestimientos pueden incorporar unas partículas especiales de dióxido de titanio que se activan por la acción de la luz para neutralizar los agentes contaminantes del aire. Los revestimientos de TiO2 se han empleado con este propósito en instalaciones tan diversas como algunos hospitales de México. Los diseñadores del Hospital General Dr. Manuel Gea González, situado en Ciudad de México y dotado de una fachada cubierta con un revestimiento de TiO2 que ocupa 2500 metros cuadrados, calculan que ha surtido el mismo efecto que realizar mil viajes en coche menos al día.

Referencias


[1] Mortality among Titanium Dioxide Workers at Three DuPont Plants (‘Tasa de mortalidad entre los trabajadores que han entrado en contacto con el dióxido de titanio en tres plantas de DuPont’); Elizabeth D. Ellis, PhD; Janice P. Watkins, MS; William G. Tankersley, MS; Joyce A. Phillips, BS; y David J. Girardi, BS; Journal of Occupational and Environmental Medicine, marzo de 2010; y Occupational Exposure and Mortality Among Workers at Three Titanium Dioxide Plants (‘Exposición profesional y tasa de mortalidad entre los trabajadores de tres plantas de dióxido de titanio’); Elizabeth D. Ellis, PhD; Janice P. Watkins, MS; William G. Tankersley, MS; Joyce A. Phillips, BS; y David J. Girardi, BS; American Journal of Industrial Medicine, octubre de 2012.