Clasificación

La propuesta para clasificar el dióxido de titanio, bajo el escrutinio del Parlamento Europeo y el Consejo de la UE

La Comisión Europea adoptó el 4 de octubre la decimocuarta adaptación al progreso técnico (ATP) del Reglamento de clasificación y etiquetado (CLP) de la UE, incluyendo la propuesta de clasificar el dióxido de titanio (TiO2) como presunto carcinógeno (cat 2.) por inhalación (anexo).  La clasificación y etiquetado armonizados (CLH) no es definitiva, ya que la 14ª ATP está actualmente sujeta a un examen de dos meses por parte del Parlamento Europeo y el Consejo de la UE, que finalizará a principios de diciembre de 2019. La TDMA comunicará a las partes interesadas el progreso del escrutinio.

Si ninguna de las instituciones plantea objeciones durante el escrutinio, la clasificación del TiO2 se publicará probablemente en el diario oficial de la UE en enero de 2020. Habrá un período de implementación de 18 meses después del cual la clasificación se aplicará en la UE.

La TDMA lamenta la decisión de la Comisión Europea de someter a escrutinio la 14ª ATP sin resolver las cuestiones científicas, legales y reglamentarias fundamentales planteadas por los Estados miembros y las partes interesadas. Éstas se resumen en la memorando explicativo que acompaña al acto.

La clasificación del TiO2 se limita a los polvos, concretamente el TiO2 en polvo y las mezclas comercializadas en forma de polvo que contienen un 1% o más de TiO2 en forma de partículas o incorporado en ellas. No se clasificarán las mezclas líquidas y algunas sólidas, pero es necesario aplicar declaraciones de advertencia y etiquetas específicas a las que contengan más del 1% de TiO2. El texto reconoce además que el peligro sólo se produce en caso de exposición prolongada por inhalación a partículas respirables en una concentración extremadamente alta.

El peligro descrito para el TiO2 es un efecto secundario del polvo y no una propiedad intrínseca como se requiere para la clasificación del CLP. Si se eliminan las condiciones de inhalación extremas especificadas en la entrada del anexo VI, la forma de partícula del TiO2 no es peligrosa. La reunión técnica sobre el TiO2 de la Comisión Europea (23 de abril de 2018) concluyó que existe una preocupación “insignificante” para los consumidores dado el nivel extremadamente alto de exposición de las partículas de TiO2 inhalables necesario para que se produzca el peligro. Las autoridades consideraron que tales condiciones no son realistas en circunstancias normales y previsibles.

La TDMA cree firmemente que existen opciones reglamentarias alternativas más proporcionadas y eficaces para abordar los problemas de inhalación descritos para el TiO2, como un límite de exposición profesional armonizado adecuado en la UE. Aunque ya existen normas y controles estrictos en el lugar de trabajo, la industria apoya una norma mínima consistente y apropiada en toda Europa.

La TDMA está evaluando actualmente el texto legal de la propuesta y se ha comprometido a proporcionar más información a los interesados en el TiO2 y a trabajar con ellos para desarrollar acuerdos consistentes lo antes posible.

TDMA sigue apostando por la seguridad del TiO2 en todas sus aplicaciones previstas. Más de 50 años de datos sobre más de 24.000 trabajadores del TiO2 demuestran que no existe ninguna relación entre el cáncer en los seres humanos y la exposición al TiO2.

Si tiene más preguntas, no dude en ponerse en contacto con Brett Pinker en bpi@cefic.be.

Ver más en Clasificación o ver todos los elementos nuevos